Oídio, qué es, y cómo combatirlo.



El oídio es una enfermedad provocada por hongos. Se dispersa por el viento con temperaturas superiores a partir de 20ºC y en ambientes no especialmente húmedos (a partir de un 50% HR). Aparece en cultivos al aire libre pero deberás prestar especial atención si dispones de cultivos bajo invernadero donde su aparición y dispersión es mucho más frecuente.

Oídio es el nombre de la enfermedad de las plantas y del hongo parásito que la produce. Es un hongo externo que se diagnostica bien. Se manifiesta como polvo blanco o cenizo muy típico, en hojas, brotes y también en frutos. Se desarrolla sobre la superficie, no penetra en las hojas, y por lo tanto, al ser una enfermedad de desarrollo externo, se puede combatir una vez que aparece con fungicidas orgánicos. Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y terminan por secarse. En la flor es menos frecuente.






Es frecuente encontrar oídio en:


  • Viñedos y parras
  • Frutales (melocotón, albaricoquero y manzano)
  • Fresas
  • Hortalizas como: Las Cucurbitáceas (calabazas, calabacines, melones, pepinos,…), Las Leguminosas (guisantes, habas, judías,…) y las compuestas (lechugas, escarolas, alcachofas,…)



Control del oidío:


Para controlar esta plaga hay algunas precauciones que podemos tomar. Por ejemplo no plantar demasiado denso ni tupido, para evitar que se produzcan sombras y humedades y para que en caso de que la plaga aparezca en una planta no contagie rápidamente al resto del macizo que hayamos dispuesto.

También es recomendable eliminar las malas hierbas de alrededor. 

En terrazas acristaladas o invernaderos es importante que haya una buena ventilación para evitar su proliferación.

Podemos controlar los oídios con espolvoreos de azufre. La investigación acerca del mecanismo de acción fungicida del azufre ha sido enfocada desde distintos aspectos, lo que queda claro es que por unos caminos u otros, el azufre resulta fatal para el oídio e inocuo si respetamos los tiempos de seguridad adecuados.

El ajo es un efectivo repelente de hongos, bacteria, pulgones y ácaros. Se hace una infusión con 50 gramos de dientes de ajo por cada litro de agua y se pulveriza la disolución de una parte de infusión en 4 partes de agua. Debe aplicarse a pleno sol y durante varios días consecutivos.

El preparado de cola de caballo es un preventivo muy eficaz. Se prepara mediante decocción, se ponen en remojo 20 gramos de planta seca por litro de agua con 5-10 gramos de silicato de sosa durante un día. Después se hierve durante 20 minutos y se cuela. Se pulveriza la disolución de una parte del preparado en 9 partes de agua. Conviene aplicar el tratamiento a pleno sol.




¡Una vez tengamos esto en claro ya podemos empezar a gestionar nuestra huerta como los mejores!

¡Pero no olvides que la vida es un aprendizaje constante, y tu también puedes experimentar con tus propios conocimientos!


Si necesitas ayuda puedes escribirnos a nuestra pagina de Facebook:



Por Mi Huerta Fácil - General Roca

¡Síguenos en nuestra pagina de Facebook!
@mihuertafacil.roca

Autor: Germán Matías Botté










Fuentes: 
  • https://www.unhuertoenmibalcon.com/blog/2015/08/como-combatir-el-oidio-en-el-huerto-ecologico/
  • https://www.planetahuerto.es/revista/remedios-para-el-oidio_00106
  • http://www.lahuertinadetoni.es/oidio-y-mildiu-como-combatirlos/
  • http://www.bayergarden.es/Cuida-de-tus-plantas/Plagas-del-Jardin/El-Oidio.html
  • https://huerta.ojodeltiempo.com/hongos-diferencias-entre-el-mildiu-y-el-oidio/


Entradas populares de este blog

28 métodos para PREVENIR que los gatos dañen nuestros cultivos

Cómo reutilizar las bolsitas de té en el jardín

Cinco plantas que mantendrán tu casa ¡sin cucarachas!