Lechuga Repollada, Capuchina o Iceberg, características.


La lechuga capuchina o iceberg se caracteriza por ser esférica y compacta como un balón, pero suelta y tierna ante la fuerza que se necesita para deshojarla.


"La capuchina es la lechuga típica de cabeza compacta, la hoja es redondeada y crujiente. Es mucho más resistente en el tiempo, dura más y se puede transportar mejor."


Allí radica la preferencia que de ella tienen algunos agricultores y fruteros, por una parte, porque es más resistente a la manipulación, carga y descarga, desde el cultivo hasta los centros de abastecimiento. 

Y por la otra, es menos perecedera, lo cual garantiza que, bajo los cuidados del frutero y la refrigeración correcta, permanecerá fresca por mayor cantidad de tiempo.

Estos dos factores de resistencia, benefician la economía, ya que al invertir en productos resistentes, tanto agricultores, como intermediarios y finalmente los consumidores, ver satisfechas sus expectativas alimenticias.



Aunque es importante resaltar que los distribuidores de frutas, deben prestar especial cuidado al almacenamiento, ya que podría excederse en las bajas temperaturas de las neveras.




En los últimos años, estos restaurantes, han dirigido su atención a la variedad “capuchina” para complementar sus productos, pues ella constituye un ingrediente que combina muy bien con casi cualquier plato.

Es muy sabido que las lechugas iceberg son las que menos nutrientes aportan de sus hermanas pero, esto no quieren decir que no proporcionen nutrientes y beneficios, por lo contrario, solo nos indica que están presente pero en niveles menores.

Las hojas verdes de cualquier vegetal son un indicativo de que estas tienen una buena proporción de fibra, vitaminas, minerales, hierro, entre otras. Estos mismos beneficios los encontramos en la lechuga iceberg, así que no te preocupes de perder nutrientes cuando la comes porque sin duda alguna estás ingiriendo un vegetal amigable con tu cuerpo y realmente saludable.


Beneficios de la lechuga capuchina

La lechuga capuchina es muy beneficiosa para la salud; puesto que es muy recomendada para combatir las alergias estacionales y los virus gripales mediante su preparación en infusiones, también es una gran alternativa para contrarrestar la tos persistente, en este caso solo debe ser achacada cruda, agregándole pimienta negra y miel.

Es muy efectiva contra la debilidad corporal y la anemia, además de ser un poderoso diurético e hidratante. Contiene un alto contenido en fibra, que resulta ser un potente depurativo para el organismo.

La lechuga capuchina es una gran aliada para aquellas personas que desean llevar a cabo una dieta hipocalórica; ya que es muy favorable para bajar de peso y en general para mantener una dieta equilibra y saludable.


Finalmente, su valor vitamínico se centra en su composición de Vitamina A, Vitamina C, calcio, hierro, potasio, carbohidratos y proteínas; permitiendo darle al organismo el equilibrio necesario entre nutrientes, vitaminas y proteínas que requiere.


Un producto de gran demanda comercial

Si has probado la lechuga capuchina entonces seguramente puedes constatar que se trata de una hortaliza con un sabor muy agradable, grandes propiedades y con una resistencia enorme que no puede faltar en tus comidas.


Cultivo

Como todas las lechugas, la siembra de esta variedad es bastante simple y sencillo. Puedes hacerlo a través de semilleros para más tarde trasplantar o directamente al suelo. Lo más recomendable es que se haga en el semillero para todas las lechugas y luego trasplantar.

La plantación de lechugas iceberg debe realizarse en hileras de 30 cm de distancia entre cada una y las plantas deben separarse entre 25 y 30 cm.
Es importante que, tanto las semillas como las plantas reciban luz para un buen desarrollo, la tierra debe estar finamente preparada. Recuerda que al momento de comprar semillas o hacer pedidos por Internet, debes hacerlo desde un sitio confiable, debido a que las semillas viejas no germinan.


Puedes preservar  las semillas de una estación a otra si la dejas en el refrigerador, pero asegúrate de que esté dentro de un envase completamente sellado. Este método funciona si guardas la semilla para sembrarla en otoño.

La semilla de lechuga no resiste un almacenamiento prolongado y es recomendable obtener nueva semilla cada primavera. Guarde la semilla para sembrar en otoño en un envase sellado en el refrigerador.

Un punto importante que debes tomar en cuenta es el riego, este debe tener al menos 2 riegos por semana para que las hojas se desarrollen, pero no olvides riegos frecuentes para humedecer la tierra y refrescar las hojas.


No te sobrepases, porque cuando riegas demasiado el suelo puede desarrollar enfermedades dañinas para la planta y pasar a tener un crecimiento lento o quemaduras en los margenes de las hojas.



¡Una vez tengamos esto en claro ya podemos empezar a producir las mejores capuchinas!

¡Pero no olvides que la vida es un aprendizaje constante, y tu también puedes experimentar con tus propios conocimientos!


Si necesitas ayuda puedes escribirnos a nuestra pagina de Facebook:
Mi Huerta Fácil - General Roca



Por Mi Huerta Fácil - General Roca

¡Síguenos en nuestra pagina de Facebook!
@mihuertafacil.roca










Fuentes: 

  • http://lechuga.info/lechuga-capuchina-2/
  • http://lechuga.info/iceberg/

Entradas populares de este blog

28 métodos para PREVENIR que los gatos dañen nuestros cultivos

Cómo reutilizar las bolsitas de té en el jardín

Cinco plantas que mantendrán tu casa ¡sin cucarachas!