¿Qué es el "Compost Orgánico"?


La elaboración de compost es la manera perfecta para reutilizar los residuos orgánicos que tenemos en casa. 

El compost es un tipo de abono orgánico que se prepara con diferentes materiales orgánicos, los cuales los podemos encontrar en nuestra casa o comunidad, aportando nutrientes y mejorando la estructura del suelo. El compost convierte los desperdicios del hogar en fertilizante y materia orgánica valiosa para los suelos.

Beneficios de hacer compost

  • Beneficios para el sustrato: Mejora su estructura, evita la erosión, aporta microorganismos beneficiosos y aumenta la capacidad de retención de agua y nutrientes.
  • Beneficios medioambientales: Colaboramos en la sostenibilidad del planeta (ahorro de recursos naturales y reciclaje de residuos), aumenta la biodiversidad del suelo.
  • Beneficios económicos: No compramos la materia orgánica sino que la fabricamos nosotros mismos utilizando el material vegetal de desecho del huerto y los residuos orgánicos de la cocina.

¿Cómo hacer compost?


Aquí tienes una lista de lo que necesitarás, y los pasos a seguir:

Materiales:
  • Residuos orgánicos
  • Tierra orgánica (tierra común)
  • Dos contenedores a los cuales llamaremos composteros. (Pueden ser cajones de fruta)
  • Aserrín (que impide la liberación de malos olores y absorbe el exceso de humedad).
  • Cernidor para separar el producto ya biodegradado (que será la compost), de la materia orgánica todavía en proceso.
  • Varilla para revolver la materia orgánica.
Residuos orgánicos
Aserrín

Cernidor




Primer paso: Se coloca en el fondo del compostero una capa de serrín. Este impide la liberación de malos olores, la procreación de insectos y absorbe el exceso de humedad.
Segundo paso: (A) Se coloca una segunda capa con los desechos alimenticios, (B) si éstos están muy secos agregar un poco de agua para mantener la humedad. Las siguientes capas se intercalan siempre con una de serrín. Antes de depositar la siguiente capa de desechos alimenticios, es recomendable revolver y humedecer las anteriores y (C) siempre se rematará con una capa de serrín seco.
Tercer paso: Aunque no haya desechos alimenticios que agregar, debe airearse cada tercer día, para permitir la liberación de gases, producto de la descomposición y para proporcionar oxigeno al sistema. Se airea, vaciando el contenido al otro contenedor, revolviendo con la varilla y se rocía con poco agua, sólo para mantener la humedad. Si se presenta mal olor, agregar más serrín.Cuando esté casi lleno, se termina con una última capa de serrín y se empieza a llenar otro compostero. Cada tres días, se destapa para revolver el contenido.
Cuarto paso: Los desechos alimenticios se convertirán en compost entre los 60 y 90 días, dependiendo de la naturaleza de los desperdicios. Esto serán, cuando el producto se observe homogéneo (café oscuro y desmenuzado). Se recomienda cernir a los dos meses esta compost. El producto del cernido, se puede utilizar, y lo que queda en el cernidor se puede incorporar como materia orgánica a otro compostero. El producto resultante (la compost), se utiliza como abono, ya que contiene todos los nutrientes que se necesita para ayudar a crecer a las plantas. Se puede usar en macetas o jardines, mezclándola con la tierra.

¿Que es lo que nunca debemos poner en el compost?

  • Cebolla y ajo
  • Restos de frutas y verduras cocidas
  • Residuos de origen animal
  • Hojas de plantas enfermas
  • Excremento de animales que no sean herbívoros 
  • Cereales ni pan
  • Restos con algún tipo de aceite o grasa

¡Una vez tengamos esto en claro ya podemos empezar a gestionar nuestra huerta como los mejores!

¡Pero no olvides que la vida es un aprendizaje constante, y tu también puedes experimentar con tus propios conocimientos!


Si necesitas ayuda puedes escribirnos a nuestra pagina de Facebook:
Mi Huerta Fácil - General Roca



Por Mi Huerta Fácil - General Roca

¡Síguenos en nuestra pagina de Facebook!
@mihuertafacil.roca







Entradas populares de este blog

28 métodos para PREVENIR que los gatos dañen nuestros cultivos

Cómo reutilizar las bolsitas de té en el jardín

Cinco plantas que mantendrán tu casa ¡sin cucarachas!