Lechuga Morada 4 estaciones, caracteristicas.


La lechuga Morada tiene escasa cantidad de calorías y un alto contenido en fibra. Los bordes rojos de este tipo de lechuga se deben a un pigmento llamado antocianidina, que es un antioxidante que ayuda a mantener flexibles las paredes de las arterias y venas y colabora, de este modo, con la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Los 
bordes rojos de sus hojas se deben a un pigmento llamado antocianidina, sustancia también encontrada en el vino, que lleva a cabo una actividad antioxidante en el organismo, por lo que todos los alimentos que contienen este pigmento son de interés terapéutico, tal es el caso de la frambuesa, zarzamora y el arándano. Su alto exceso alcalino hace a la lechuga morada, un fuerte neutralizador de ácidos, por consiguiente, útil para combatir distintas enfermedades.

Admite perfectamente la siembra durante todo el año, pero con preferencia de Enero a Abril, pudiendo efectuarse de asiento o en semillero, aclarando o trasplantado al marco de 30x40 cms. cuando las plantitas han alcanzado el desarrollo o tamaño conveniente. Escalonando su cultivo en siembras cada 3 ó 4 semanas, puede lograrse una producción casi continua.





Consejos generales para el cultivo

Prefiere los climas templados y húmedos. Hay variedades aptas para cultivar en diversas condiciones de clima, zona y época durante el año. Para obtener una adecuada producción en cantidad y calidad se deberán elegir las que se adapten mejor. Si no seguimos estas premisas puede dar lugar a la aparición de fisiopatías, falta de desarrollo o una rápida subida a flor.

Para conseguir buenas piezas en tamaño y calidad se deben cuidar adecuadamente.

En el semillero:

Utilizar un sustrato adecuado para el desarrollo de la lechuga hasta el momento del trasplante (5-7 hojas). Es recomendable usar bandejas para hacer plantas con cepellón, las cuales tendrán un menor número de fallos tras el trasplante.
Escoger la variedad adecuada para el tipo de cultivo, época de siembra y exigencias del mercado .
Después de la siembra es aconsejable mantener la temperatura cercana a 5ºC durante 48 horas para evitar la dormancia.
Más tarde la temperatura se mantendrá entre 20 y 25ºC y con humedad constante elevada. Tratar con fungicidas e insecticidas si fuera necesario. Con estas condiciones a los 25-30 días se obtendrán plantas listas para trasplantar.

En el terreno definitivo:

Buscar parcelas bien drenadas y preparar el suelo de formas que quede perfectamente mullido.
Abonar con un fertilizante de fondo equilibrado (2-1-3).
Añadir un insecticida efectivo para combatir las posibles plagas de suelo.
Mantener el campo libre de malas hierbas.
Es recomendable la plantación en pequeños caballones para evitar problemas de pudrición tanto en cuello como en raiz.
El marco de plantación puede oscilar entre 20-40 entre plantas y 30-60 entre líneas.
Aportar el agua de riego controlada para que haya una humedad lo más constante posible en el suelo. Su falta provocará la subida a flor prematura y poca pudrición y el exceso asfixia, pudriciones y carencias.
Cuidar con esmero la sanidad del cultivo evitando los ataques de pulgones y trips con productos preventivos autorizados ya que son los tramisores de diferentes virosis y controlar con fungicidas el Mildiu , Botritys y Sclerotinia.

Los aportes nitrogenados en cobertera son aconsejables y se deben fraccionar en 2-3 veces llegando a 100 U.N./Ha, siempre antes del inicio del acogollado.






¡Una vez tengamos esto en claro ya podemos empezar a producir las mejores lechugas moradas!

¡Pero no olvides que la vida es un aprendizaje constante, y tu también puedes experimentar con tus propios conocimientos!


Si necesitas ayuda puedes escribirnos a nuestra pagina de Facebook:



Por Mi Huerta Fácil - General Roca

¡Síguenos en nuestra pagina de Facebook!
@mihuertafacil.roca








Entradas populares de este blog

28 métodos para PREVENIR que los gatos dañen nuestros cultivos

Cómo reutilizar las bolsitas de té en el jardín

Cinco plantas que mantendrán tu casa ¡sin cucarachas!