28 métodos para PREVENIR que los gatos dañen nuestros cultivos

Mejor prevenir que... lamentar.

Llevamos un tiempo leyendo y recopilando opiniones de los foros y grupos más activos en lo que a huerta se refiere. Y, llegamos a una conclusión, ningún método es mejor que otro ya que no todos lidiamos con el mismo gato, ni tenemos los mismos cultivos, ni estamos dispuestos a desenvolver el mismo dinero para solucionar el asunto.
¡Es por eso que decidimos hacer este Megapost, recopilando las mejores soluciones de expertos entre aficionados! ¡Manos a la huerta!



1.- Plantas repelentes

Mientras mas olorosas mejor, o así dicen. Probablemente de las mejores opciones, ya que no irrumpe el espacio de nuestra huerta, sino que forma parte de el.

Algunos ejemplos pueden ser:





  • La famosa: Plectranthus caninus o Coleus canina




La Plectranthus caninus es una planta herbácea de la familia Lamiaceae, nativa del este de África y sur de Asia. Bajo el nombre "Coleus canina", es vendida como un repelente natural contra perros y gatos, aunque no existe una investigación real que apoye este uso.





  • Albahaca de Hojas Anchas ó "Ocimum basilicum"


La albahaca es una planta excepcional. Y si tienes un huerto o jardín debes cultivarla. No sólo vas a poder usarla fresca en tus recetas de cocina y para elaborar remedios caseros que mejores tu salud sino que además es una planta que cura plantas. Me explico, la albahaca es realmente buena para prevenir y combatir plagas de pulgones, polillas, ácaros, gusanos, escarabajos, mosquitos, moscas, etc.
ecoagricultor.com


  • Menta, aunque en muchos casos... la ignoran


No confundir con la "menta gatera" o "hierba gatuna", estamos hablando de cosas diferentes. Igual que la albahaca, nos sirve como control de plagas, y mantiene a nuestro minino estrella alejado.
Recomendamos intentar con diferentes tipos de mentas.
(Menta negra, menta poleo, menta blanca, menta peperina, entre otras).




2.- Cascaras de cítricos




Dos buenas y una mala, las cascaras de cítricos ademas de espantar al minino con su aroma tan característico, también se van degradando, y posteriormente aportan nutrientes al suelo.
El problema es que las plantan no suelen tolerar una exposición intensa y prolongada a los cítricos.
Quizá sea un método efectivo solo a corto plazo.

3.- Utiliza malla de gallinero o reja



Aunque puedes colocarla como si fuese una valla alrededor de toda tu zona de cultivo, resulta que es mucho más efectiva si la colocas sobre el suelo de forma horizontal y la entierras levemente, ya que a los gatos no les gusta la sensación que tienen cuando pasan sobre ella (recuerda, les gusta lo mullido).


Para plantar recomendamos hacer agujeros en el alambre y se doblan las puntas hacia abajo.
Si cortamos el alambre o reja con una pinza, puede que nos queden bordes filosos.





4.- Utiliza repelentes

No te asustes, el uso de repelentes no les supone ningún daño. Simplemente son mezclas de olores que les resultan desagradables, lo que hará que ese lugar les deje de resultar tan atractivo. Hay varios preparados en el mercado, pero muchos bloggers del mundo de la jardinería aseguran que esta simple fórmula casera funciona:

Receta casera repelente para gatos:

  • Pimienta negra
  • Ajo
  • Agua
Diluye la pimienta negra y el ajo machacado en agua hirviendo. Deja reposar 24 horas y cuélalo. Vaporiza este repelente sobre las plantas y la zona de huerto.


5.- Pistolitas de agua


Un truco infalible es tener de estas cerca de los cultivos, si alguna vez ves al minino acercándose a tus plantitas ¡faz! Un par de rociadas serán mas que suficientes para espantarlo. Bastará hacerlo un par de veces para que el gatuno entienda que no puede estar ahí. Además nos deja ese saborcito a venganza que tanto se disfruta.









6.- Vinagre

Sinceramente una de las mejores opciones, pero hay que tener en cuenta que rociar en exceso puede causar aún mas daño a los cultivos que la saña del minino.

Beneficios de utilizar vinagre en la huerta:

  • Control de babosas y caracoles
  • Fungicida
  • Mantiene lejos a las hormigas
  • Ahuyenta a las moscas de la fruta





6.- Demuéstrale que es tu territorio

Los gatos son animales territoriales, y ellos mismos tienen jerarquías en la calle. Hay zonas donde ni siquiera entran, porque saben que ese jardín o ese espacio, pertenecen a otro gato, y no a ellos. ¿Como actúa un gato dominante cuando otro gato entra en su territorio? Lo mira a los ojos y corre hacia él como un rayo, con la firme intención de morderlo y echarlo. Sin dudar ni un instante. Esto es igual. En este caso tú debes actúar como el gato dominante, dueño de un territorio (que será tu jardín y los alrededores de tu casa).



Cuando un gato callejero intruso entre a tu jardín, debes mirarlo a los ojos, y correr rápido hacia él, como si quisieras atraparlo (no lo vamos a atrapar, es solo una representación teatral, digamos, para que el gato se sienta en peligro por unos instantes). Tienes que hacerlo con velocidad, decisión y fuerza. Para aumentar el efecto de susto, haz ruido mientras vayas a por el gato, por ejemplo aplaude fuerte con ambas manos. Este truco parece una tontería, pero funciona, y también funciona con los mininos de nuestro hogar. Basta con darle un susto cuando se acerquen a nuestro cultivo.

7.- Coloca piedras de tamaño mediano



A los gatos les gusta hacer sus necesidades sobre la tierra suelta, porque es fácil de mover con sus patas. (Los gatos defecan y luego cubren sus excrementos con tierra y hierbas). Por eso, si has detectado un lugar que entusiasma especialmente a los gatos para hacer caca, simplemente cúbrelo con piedras medianas y guijarros, que ellos no podrán mover. Al no poder enterrar sus heces, buscarán un lugar más apropiado para ellos, con tierra suelta.



8.- Ahuyenta gatos de tu casa con aceites esenciales de limón y eucaliptus:

En este caso vamos a emplear un remedio casero, compuesto de dos aceites esenciales de fuerte olor, el de limón y el de eucaliptus. Los puedes comprar online o bien, en herbolarios. Estas dos esencias huelen a limpio y fresco para los humanos, pero para los gatos son olores demasiado fuertes y penetrantes, y no les gustan.

Instrucciones:

En una botella vacía, con pulverizador, pon un vaso de agua grande (250 ml), más 20 gotas de aceite esencial de limón y otras 20 gotas de aceite esencial de eucaliptus.
Agita bien la botella, para que se mezcle perfectamente, y pulveriza este repelente casero sobre el suelo, las paredes y las superficies exteriores que quieras proteger.
**Precacución: mantén esta mezcla fuera del alcance de los niños, no rocíes directamente sobre plantas vivas y no rocíes directamente esto sobre los gatos.

9.- Café o té

Algo delicioso para la nariz humana, que causará rechazo en tu gato. A los gatos tampoco les gusta el olor de las hojas de té. Por lo tanto puedes usar estos elementos (pueden ser juntos o por separado). 






10.- Ofrécele hierba para gatos


Es importante comprender que si los gatos comen hierba es debido a que, quizás, necesiten hacerlo. Ellos, de forma natural, saben que se trata de una forma de purgar su sistema digestivo. Por esa razón, antes de evitar que nuestro gato coma alguna de las plantas, lo ideal será ofrecerle nosotros mismos una planta que pueda comer y romper a su gusto.




11.- Tabaco


Otra opción para las plantas de balcón o las de exteriores es mezclar agua con tabaco y dejarla reposar unos días. Después verter este líquido sobre la tierra de las plantas. Un beneficio extra que tiene este método es que te servirá como insecticida natural.




12.- Papel aluminio


El sonido ni la textura al contacto con esta clase de papel es agradable para el gato, motivo por el cual prefieren abstenerse de acercarse a superficies cubiertas con este, así que nunca la usarán de rascador.



13.- Bríndale espacios frescos y plantas que comer

A los gatos les gusta consumir pasto, en especial cuando quieren purgarse, esto es lo que los lleva a consumir tus plantas. Llévale un poco para que coma de vez en cuando, así le evitarás el impulso de comerse las que encuentre en casa. También un lugar fresco para dormir puede disuadirlo de hacerlo sobre tus lechugas.




14.- Spray de Manzana Amarga (o productos similares, consultar a nuestro veterinario de confianza)

En el caso de aquellas plantas de follajes más altos que no están pegadas a la tierra, es conveniente utilizar otro truco. Se trata de un spray de manzana amarga que se vende en las tiendas de animales y que deja las plantas con un olor y un sabor muy desagradable para las mascotas. Ésto ayudará a que tu gato se mantenga alejado de tus plantas.

15.- Educar al gato


Educa a tu gato para mantenerlo lejos de tus plantas, usa recomendaciones basadas en la opinión de expertos y mantén siempre seguro a tu curioso y querido animal.
Parece obvio pero no muchas personas son conscientes de que nuestro minino puede aprender y adaptarse al hogar, en casa no hace falta aplicar ninguno de los métodos mencionados porque a nuestros 2 mininos los educamos desde sus primeros 2 meses de vida.

16.- Evita el acceso a plantas decorativas


Aunque en un principio pueda parecer buena idea colocar las plantas en un lugar alto, lo cierto es que el gato no va a tener ningún problema para alcanzarlas, recordemos que tienen una gran habilidad para saltar. En este caso, lo mejor sería plantar un jardín vertical a suficiente altura y sin muebles cerca para que nuestro felino no pueda trepar. También puedes colocar algún tipo de obstáculo cerca de las plantas para que le sea imposible acceder a ellas.




17.- Pasa más tiempo con tu gato

Aunque pases tiempo con tu gato, quizás no es suficiente para él. Muchos gatos pueden adquirir malas conductas en busca de la atención de sus propietarios, por lo que dedicarle una hora más de juegos al día puede ser muy interesante, especialmente si observas síntomas de que tu gato está aburrido.

El más recomendable es sin duda la caña de pescar, pero puedes utilizar todo tipo de juguetes y recursos que tengas a tu alcance, siempre y cuando participes en el juego.


Recuerda que los gatos son animales sociales, si no puedes dedicar tiempo a tu felino quizás deberías considerar adoptar un segundo gato para que le haga compañía. No olvides que en este caso será imprescindible que tengan una edad parecida así como nivel de actividad.



18.- Visitar al veterinario

No olvides visitar a tu veterinario para un examen clínico completo y descartar así cualquier problema de salud que ocasione este tipo de conductas. Por ejemplo: Problemas de digestión puede ocasionar que nuestro minino devore plantas para aliviar sus síntomas


19.- Utiliza un invernadero

Utilizar invernaderos, ya sea sobre el terreno o para los semilleros te evitará tener que volver a empezar después de cada siesta gatuna. Lo mejor de los invernaderos es que hacen inaccesible las plantas mientras son jóvenes, y para cuando el huerto adquiere ya cierta densidad, deja de ser tan apetecible para los gatos.


20.- Utiliza una malla para pájaros

Las mallas para pájaros también resultan útiles para mantener alejados a otros animales, entre ellos los gatos, lo bueno de estas mallas es que se pueden colocar en plan tienda de campaña, y si están bien puestas pueden cubrir el huerto incluso cuando las plantas han alcanzado su madurez.



21.- Brindarles una caja con piedras sanitarias. Si todavía no tienes una, corre a por ella!

Jamás vas a ganar esta batalla sin un arenero para gatos, te lo digo enserio, incluso si logramos evitar que el gato haga en nuestro suelo, lo hará en el del vecino, a la larga nos traerá mas problemas.



22.- Creales un oasis gatuno alejado del huerto

Los gatos son muy exigentes en cuanto a la limpieza de la zona donde hacen sus necesidades, así que mantener su arenero limpio y accesible evitará que busquen otras zonas. Si los que utilizan tu jardín como baño público son los gatos de tus vecinos, prueba a dejarles una zona limpia y seca, con tierra suelta y mezclada con arena (un rincón o esquina apartado que no utilices basta). Seguirán haciendo sus necesidades en tu jardín, pero por lo menos lo harán de forma localizada y sin arruinarte tus flores o huerto.

23.- Asignarles distintos lugares en la casa

Con esto me refiero, su cama o zona de descanso, su  comida, es mejor situarlo lo más lejos posible de dónde no queremos que se acerquen. Así conseguimos que la mayor parte del tiempo no tengan interés por la zona dónde están nuestras plantas.


También otra idea es  repartir sus juguetes por otras zonas de la casa, para que los busquen y así no se acercan al huerto o macetohuerto.

24.- Ahuyentadores sonoros

Los hay tanto para perros como para gatos y  dentro de lo que cabe no son muy caros. Se tienen que colocar cerca de las plantas, pero en un lugar que no lleguen a encontrarlo, ya que lo pueden tirar. Funcionan básicamente emitiendo un sonido a una frecuencia que el animal puede oír y los humanos no y les resulta desagradable o se asustan porque no lo esperan, por lo que se va del lugar.



25.- Colocar una barrera física

Colocar una especie de valla de una altura determinada, en el lugar que queremos aislar para que les sea difícil atravesarla y de esta manera pierdan el interés por esa zona, esto es sobre todo interesante para huertos que están en un terreno. Incluso para que sea más eficaz se puede rociar esta vaya con las infusiones que mencionamos anteriormente.


Por otro lado, se pueden colocar pequeños depósitos de agua, esto es sobre todo más desagradable para gatos, ya que suelen huir del agua de esta manera si los tiran se asustan y no vuelven a acudir.

26.- Si tienes comederos de ave, ¡quítalos o aléjalos!

Los gatos pueden ser muy dañinos con las plantas cuando acechan aves para cazarlas. Por eso, un buen consejo es eliminar los comederos de aves de los lugares donde tienes tus plantas y trasladarlos a un lugar más alejado. 



27.- Esparce un poco de pimienta

Otra opción sería espolvorear con un poco de pimienta tu huerta o rociarla con vinagre una vez por semana. Esto último se aconseja solo en las plantaciones que tienes en maceteros. Para las huertas que se siembran sobre la tierra directa no es adecuado, porque la tierra se acidifica y perjudica tus cultivos.



28.- Usa palos, ramas u objetos enterrados al suelo

Entrecruza ramas a través de tus lechos de plantas. A los gatos no les gustará caminar sobre las ramas, y puedes colocar plantas en las aberturas.

Una alternativa a las ramas es el entramado. Las plantas pueden crecer a través de los agujeros del entramado y a los gatos no les gustará caminar sobre él.




29.- ¡Los consejos de la comunidad! (Deja el tuyo en comentarios!!)

Yony Koziarski del grupo "HUERTA EN CASA" nos dice lo siguiente:
"Para disuadir a los gatos de entrar en el jardín, coloca plantas repelentes de gatos. Prueba con la ruda, citronela, lavanda, ajo, romero, ajenjo, geranio y cebollin"


Max Sausins tambien del grupo "HUERTA EN CASA" nos cuenta lo siguiente:

"No les gusta el olor a café.
Yo lo tiro en la huerta y no van"


---------------------------------------------

¡Y listo! A probar suerte!

Por cualquier consulta que tengas por favor escríbenos en nuestra pagina de Facebook.
Estaremos encantados de ayudarte, porque creemos que la única forma de sacar a nuestro país adelante empezar desde nuestros hogares.



¡No olvides que la vida es un aprendizaje constante, y tu también puedes experimentar con tus propios conocimientos!


Por Mi Huerta Fácil - General Roca

¡Síguenos en nuestra pagina de Facebook!
@mihuertafacil.roca

Edición: Germán Matias Botte








Entradas populares de este blog

Cinco plantas que mantendrán tu casa ¡sin cucarachas!

El éxito de arrancar la huerta en CASA!