¿Qué hacer con las hojas secas del otoño?



Las hojas secas no son suciedad. 

Las hojas secas se deshacen por la acción de microorganismos y luego son mineralizadas por hongos y bacterias que enriquecen el suelo. A menudo, más por un esquema estético que por ciencia, interrumpimos el ciclo perfecto de la naturaleza. Las hojas secas descompuestas mantienen la humedad del suelo y se convierten en nutrientes. Excepto cuando pueden causar obstrucción de desagües de lluvia o algo de ese tipo, cuando están dispersas en la tierra, son parte del ciclo de las plantas y ayudan a mantener la salud del suelo.





¿Entonces que hago?

El acolchado o mulching es manto protector de las plantas.



Entre sus principales virtudes están la de retener el calor en invierno y la humedad en verano. También nutre la tierra y dificulta el crecimiento de malas hierbas.

Su misión es aislar las raíces de una planta del frío y las heladas invernales reteniendo el calor en invierno mientras que en verano conserva la humedad para que no se evapore.


Además protegerá la estructura del suelo de ser dañada por fuertes lluvias. Si es un acolchado natural, nutrirá la tierra a medida que se descomponga. Por eso hay que tener en cuenta que hay que reponerlo con cierta frecuencia.


¿Cómo se prepara un acolchado?

Su preparación consiste en extender con un margen de unos 5 a 10 cm alrededor del pie de las plantas, arbustos o árboles una capa de hojarasca, cortezas, paja, turba, serrín o incluso plástico negro.




Los materiales naturales con el tiempo terminarán descomponiéndose aportando nutrientes al suelo.


Por el contrario el plástico negro es más utilizado para períodos largos. También en huertas donde la superficie a cubrir es más extensa y no importa tanto su aspecto estético. Es conveniente colocar estos plásticos lo más tensos posible. Esto se hace para evitar que el agua no se quede estancada encima y es conveniente perforar el plástico para permitir que el agua penetre en el suelo.




Ahora sabemos que las hojas secas de los árboles no sólo las podemos utilizar para compost sino también para mulching. 

Vea también nuestro articulo:" Compost Orgánico"

Guardaremos estas hojas un par de meses para extenderlas en primavera sobre las plantas de nuestro jardín y/o huerto.


Si las hojas son muy grandes y nosotros muy detallistas, podemos hacerlas crujir o cortarlas para disminuir su tamaño. Para formar un acolchado más compacto y más homogéneo podemos mezclarlas con hojas de pinos que son más pequeñas.





¡Una vez tengamos esto en claro ya podemos empezar a gestionar nuestra huerta como los mejores!

¡Pero no olvides que la vida es un aprendizaje constante, y tu también puedes experimentar con tus propios conocimientos!


Si necesitas ayuda puedes escribirnos a nuestra pagina de Facebook:



Por Mi Huerta Fácil - General Roca

¡Síguenos en nuestra pagina de Facebook!
@mihuertafacil.roca

Autor: Germán Matías Botté










Entradas populares de este blog

28 métodos para PREVENIR que los gatos dañen nuestros cultivos

Cómo reutilizar las bolsitas de té en el jardín

Cinco plantas que mantendrán tu casa ¡sin cucarachas!